¿Quiénes somos?

 

Vivimos en una sociedad en la que los parámetros del éxito y la felicidad se miden en clave material: el patrimonio, la posición social, el poder en las empresas o la política, las habilidades en actividades deportivas o de ocio, etc. Todo lo que encumbra y potencia al individuo es buscado, envidiado y deseado. Por otro lado, los sistemas educativos, tratan de ahormar la educación (en sentido académico y social) para que el individuo encaje en un entorno cada vez más exigente, complicado y deshumanizado. Se está “uniformando” a las personas, en lugar de promover que cada individuo descubra su auténtica valía y su identidad, el verdadero sentido de su existencia, y aquello que lo hace irremplazable y, por tanto, único y especial.

Esta dicotomía está abocando al individuo a dos salidas; bien lo impulsa hacia una carrera desaforada en busca de algo ajeno a él, en un vano intento de llenar su vida de una efímera felicidad, o bien despierta el anhelo de ir a la raíz de su existencia y descubrir qué hay en lo más profundo de nuestra realidad que da sentido a la vida.

Todos intuimos, algunos ya lo han vivido, que somos mucho más que un cuerpo, unos sentimientos o una mente. Todo eso es bello y valioso, pero nuestra verdadera identidad no está ahí, sino en lo más profundo.

Muchos caminos conducen a ese lugar interior; el problema es que normalmente lo buscamos fuera, o nos dedicamos a dar vueltas en círculos. Y la mente, sobre la cual está basada la forma de entender la vida y la realidad en esta etapa de la humanidad, no puede entender qué es lo que hay más allá. Es como si a un pez le preguntáramos qué hay más allá del mar; no puede saberlo, porque nunca ha estado y nunca podrá estar allí.

Eso que buscamos no es racional, pero sí debe ser razonable. Por ello, desde la asociación Aletheia, se pretende aportar, a través de la intervención de expertos, una nueva forma de entender la existencia del ser humano, y llegar a experimentar que todos formamos parte de la misma unidad. Se presentan diferentes aproximaciones, cada una desde una disciplina del conocimiento diferente, y  todas confluyen en lo mismo cuando se acompañan de una experiencia de generosidad, desapropiación y desidentificación con la mente pensante. Desde la teología, la filosofía, la pedagogía, el diálogo inter-religioso, la neurobiología,  la sociología, las diferentes tradiciones religiosas, o el arte, se muestran diferentes aproximaciones a la espiritualidad, orientadas todas hacia experimentar la no-dualidad.

Desde la asociación “Aletheia” (“correr el velo”, “des-ocultar”), se pretende, en último término,  despertar a la identidad que somos, a reconocer y sentir nuestra verdadera naturaleza. Por ello, un pequeño grupo de personas hemos puesto en marcha este proyecto para favorecer, desde nuestra humilde aportación, que se despierte en cada una de las personas que se acercan a la asociación, esa conciencia de lo que somos realmente y que nos invita a darnos cuenta de que “no somos iguales, pero somos lo mismo”.